jueves, 11 de febrero de 2016

Aunque siempre me sobres

A veces pienso en olvidarte,
pero qué caro me sale,
te veo un par de ratos al día
pero cuando voy a acostarme
sacas tu sonrisa de niña
y ya no quieres marcharte.
Echas más leña a la hoguera,
haces que las sábanas me estorben,
y pocas veces consigo echarte
aunque siempre me sobres.
Vuelves pequeña mi cama,
cuesta tanto dormir,
que hasta que no me tome algo
sé que no te vas a ir.
Y al día siguiente
me despiertas con un beso en la frente
y me obligas a que pase el día
por tu cara bonita
contigo en brazos,
eres un peso que no puedo aguantar
pero tampoco soltarlo.
Siempre que te marchas
sé que vas a regresar,
si no te veo al salir de casa
estarás en mi portal
esperando a que te lleve en brazos a mi cama
y volver a empezar.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Inocencia


Ni tan torero
ni tan perfecto
como le habían contado,
sólo era un hombre desbocado
que buscaba la boca de una fácil presa,
una preciosa damisela
de similar inteligencia
que cayera en sus brazos.

Sólo quería sentirse acompañado,
y caminaron juntos hasta abandonarla
en medio de un descampado
lleno de promesas
y de futuros tan lejanos
que nunca llegarían a encontrarlos.